martes, 21 de febrero de 2012

Un planeta de agua más allá del Sol

Recreación artística de GJ1214b


Son objeto de deseo de muchos astrofísicos. La lista de exoplanetas, o mundos planetarios que no pertenecen al Sistema Solar, no deja de crecer. A día de hoy, se han descubierto alrededor de 700 planetas extrasolares. La mayoría d son gigantes similares a Júpiter o mayores, aunque los comparables en tamaño a la Tierra empiezan a ser detectados.

Otra cuestión es si podrían ser morada para algún tipo de vida. El último hallazgo en esta materia acrecentan las esperanzas. Sin embargo, debido a la gran incertidumbre sobre el origen y desarrollo de la vida extraterrestre, todas las estimaciones se deben considerar extremadamente especulativas.


El telescopio Hubble ha descubierto más allá del Sistema Solar, en la constelación de Ofiuco, a unos 400 billones de años luz de la Tierra, una nueva clase de exoplaneta que jamás se había detectado hasta ahora. Ha sido bautizado como GJ1214b por el equipo responsable del hallazgo, liderado por Zachory Berta, del Centro Harvard Smithsonian de Astrofísica (Estados Unidos).


No existe nada parecido en nuestro sistema planetario. No es como ningún planeta que conozcamos. Tiene mucha más agua que la Tierra y es mucho menos rocoso que nuestro mundo. Vamos, que podría estar compuesto en gran medida por agua.

El exoplaneta tiene alrededor de 2,7 veces el diámetro terrestre y pesa unas siete veces más. Orbita a una enana roja – una estrella pequeña y relativamente fría - cada 38 horas a una distancia de más de 2 millones de kilómetros. La temperatura estimada de su superficie es de unos 230 grados centígrados.

Los astrofísicos del Smithsonian han matizado que sus observaciones también podrían explicarse por la presencia de una bruma atmosférica que envuelve al planeta, como la que rodea la luna Titán de Saturno.


Foto: Nasa/Hubble

1 comentario: