sábado, 26 de marzo de 2011

LA CARA OCULTA DE LA LUNA, COMO NUNCA ANTES SE HABÍA VISTO

Espectacular imagen de la cara oculta de la Luna
(doble clic para agrandar)

La sonda estadodunidense Lunar Reconnaissance
Orbiter

El hemisferio selenita observable desde la Tierra,

como nunca antes se había visto

(doble clic para ampliar)



Los terrícolas estamos muy acostumbrados a ella. La compañera de la Tierra siempre nos presenta la misma fisonomía. Así ha sido casi siempre. Algo aburrido, la verdad.

Como la Luna tarda el mismo tiempo en dar una vuelta sobre sí misma que en torno a la Tierra, el 41 por ciento de la superficie selenita resulta invisible desde nuestro planeta, es decir unos 15,5 millones de kilómetros cuadrados. Lo que conocemos como “la cara oculta de la Luna es, pues, el hemisferio del satélite no observable desde la Tierra.

La sonda espacial Lunar Reconnaissance Orbiter, de la Nasa, que se encuentra en órbita lunar desde el 28 de junio de 2009, está aportando una marea de información y nuevos conocimientos a los investigadores. Ya ha reunido nada menos que el equivalente a 41.000 DVD, entre datos e imágenes. Aquí presentamos, para abrir boca, unas “suculentas” instantáneas de cada una de las caras lunares, la visible y la oculta. Cada fotografía, que contiene 1,1 gigabyte de información, es un mosaico formado por cientos de imágenes, que tiene nada menos que casi 35.000 por 35.000 pixeles. Aquí las mostramos a sólo 500 por 500 pixeles Imposible darnos una idea de la impresionante calidad de las fotografías originales obtenidas en alta resolución por la sonda espacial.

Los investigadores han comprobado que la cara oculta es una zona mucho más accidentada que el hemisferio visible debido, al parecer, a que está siempre expuesta al espacio sideral abierto y por lo tanto es más proclive a la caída de meteoritos. Este fenómeno no ocurre con tanta probabilidad en la cara visible, ya que el poderoso campo gravitatorio terrestre va “limpiando” el camino lunar de meteoritos.

Asimismo se ha comprobado que la corteza lunar en la cara oculta es más gruesa, probablemente lo que hace más difícil para los magmas subterráneos hacer erupción en la superficie, lo que limita la cantidad de rocas volcánicas en ese hemisferio.


Fotos: NASA/Goddard/Arizona State University

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada